Me llamo Nikerson

Caminando por la comunidad me encontré un Niño de 12 años sentado en la orilla de la carretera, al mirar al niño y verlo muy triste le pregunté. Porqué estás triste. El Niño me respondió estoy triste porque no podré ir a la escuela porque mis padres no tienen dinero.

Le pregunté cómo te llamas. Y me dijo: me llamo Nickerson, y le dije que edad tienes. Me dijo tengo 12 años.

Es una realidad que viven miles de niños en Haití. Hay una gran necesidad de educar a los niños. Por tal motivo estamos enfocados en la construcción de un colegio para ofrecer educación de calidad y gratuita para bendecir a los niños más pobres y en necesidad de educación.

Te invito a que seas parte de esta visión  y juntos podamos hacer este sueño  realidad.

Leomar Sirit

Misionero